Noticias

Zafiro y grafeno: los materiales del smartphone del futuro

  • Compartir en Facebook
  • Compartir en Twitter
  • Compartir en GoogleBuzz
  • Imprimir
Los fabricantes de celulares no tienen mucho interés por cambiar los materiales que utilizan, ya que por el momento funcionan. Pero el grafeno y el zafiro cambiarán esto, les guste o no.

La evolución del mercado de los smartphones ha hecho que la innovación vaya más allá del diseño, los componentes o los sistemas operativos y llegue hasta el punto de ser un factor importante en los materiales de los que están formados estos dispositivos. Actualmente lo más común es una mezcla de policarbonatos, aluminio y algo de cristal, pero en el futuro podrían estar hechos de zafiro y grafeno, entre otros.

El zafiro (o, más concretamente, el cristal de zafiro) sería el primero en llegar, pues los rumores apuntan a que Apple planea incorporarlo en su próximo iPhone. De hecho, si el celular finalmente se retrasa hasta 2015, la pantalla podría ser uno de los culpables de esto.

Pero, ¿qué tiene de especial este material para que hasta la mismísimo firma de la manzana pueda plantearse un retraso en la llegada de su nuevo buque insignia? Muy sencillo: resistencia.

Actualmente el rey de las pantallas es el cristal Gorilla Glass, que está reforzado químicamente para aguantar mejor golpes, arañazos y hasta caídas. El cristal de zafiro es todavía más resistente, más transparente, más ligero y más delgado. Es decir, no solo protege mejor la pantalla, sino que reduce el peso y el grosor del terminal. Asimismo, el hecho de que el zafiro sea una gema (piedra preciosa) también ayuda desde el punto de vista del márketing.

El problema está en que su producción es costosa, tanto por lo complejo del proceso como por el precio del mismo. Parece difícil que esto finalmente no repercuta en los compradores y, en cualquier caso, no todas las compañías se pueden permitir dar el paso al zafiro. Apple, por cierto, ya lo comenzó a hacer el año pasado con TouchID; su lector de huella dactilar está recubierto de cristal de zafiro.

La otra de las claves en las pantallas del futuro será la elasticidad. En los últimos meses llegaron al mercado los primeros smartphones con pantalla curvada (LG G Flex y Samsung Galaxy Round), algo que, según aseguran sus creadores, ayuda a la hora de hablar y crea una experiencia más inmersiva al ver contenido multimedia. A corto plazo puede que más fabricantes se animen a lanzar dispositivos similares, aunque en este caso parece que la innovación se utilizará en los relojes y pulseras 'inteligentes'.

publicidad

En el caso de los celulares las novedades llegarán (si lo hacen) más a medio o largo plazo y tendrán que ver con la flexibilidad, ya que no se busca tanto que la pantalla sea curva como que se pueda manipular en función de las necesidades del usuario.

¿Y qué hay del grafeno? El material todavía está muy lejos del mercado, pero ya ha dado un premio Nobel a su creador y ha conseguido el interés de empresas y universidades de todo el mundo. Y no es para menos, ya que es casi un supermaterial: delgado, transparente, ligero, resistente, flexible y conductor. Sus aplicaciones son innumerables y podría revolucionar la industria.

Hasta que llegue a nuestros bolsillos, la tendencia probablemente será la misma: aluminio (bastante asequible, ligero y fuerte) y policarbonato (que no deja de ser un plástico, así que debería estar más presente en la gama baja). Lo que hay funciona y el público no exige mucho más, dos motivos por los que los fabricantes no tienen especial interés en cambiarlo... hasta que llegue el grafeno.

21 de julio de 2014 • 07:00 • actualizado a las 19:07

Ver más

  Foto: Oxford University

Pantalla ultradelgada y flexible promete imágenes en UHD

 Foto: PocketNow / YouTube

La resistente pantalla que podría llevar el iPhone 6

Terra