Noticias

Contenido multimedia, estrategia para mejorar educación indígena

  • Compartir en Facebook
  • Compartir en Twitter
  • Compartir en GoogleBuzz
  • Imprimir
sáb, 12 jul 2014 15:41 ciencia.jpg

Foto: Ross D. Franklin / AP

México, D.F. El Centro de Investigaciones y Estudios Superiores de Antropología Social (CIESAS) y el Instituto Nacional de Astrofísica, Óptica y Electrónica (INAOE) diseñaron contenidos multimedia en purépecha y otomí con los que se pretende mejorar la calidad de la educación en zonas indígenas.

Con el programa de computadora, los niños aprenden su lengua materna por medio de juegos, y para ello se diseñó en una plataforma XMAP para que opere en cualquier equipo que cuente con Windows; desde las versiones más antiguas y elementales hasta las más recientes, por lo no requiere de Internet.

El proyecto forma parte del trabajo encabezado por Frida Villavicencio y Eva Salgado Andrade, coordinadora e investigadora del Laboratorio de Lengua y Cultura Víctor Franco (LLCV), respectivamente, en las zonas purépecha y mazahua de los estados de Michoacán y México.

Salgado Andrade explicó que para desarrollar esta idea se consideraron conceptos lingüísticos, semióticos, pedagógicos y aspectos culturales.

Así, el material en purépecha tiene como elementos centrales la cocina y la familia, en tanto en el mazahua se enfocó al maíz y a los hongos, abundó la investigadora.

Agregó que estos programas tienen un mensaje visualmente familiar con los niños, para lo cual se tomaron fotografías de las comunidades donde realizó la investigación y aunque la imagen de los niños está animada, se trabajó en detalles como su vestimenta y sus voces, así como en la música.

Los contenidos, indicó, se están probando en escuelas públicas para que en una fase posterior estos prototipos se reproduzcan y lleguen a más comunidades indígenas, además de contar con la participación de los profesores hablantes de estas lenguas.

A decir de Salgado Andrade, debido a que estos materiales audiovisuales son costosos, el apoyo que recibió el proyecto por parte del Consejo Nacional de Ciencia y Tecnología (Conacyt) fue fundamental para su viabilidad.

En este sentido, confió en que haya más inversión no sólo en cuestiones técnicas sino también en contenidos que acorten la brecha digital en el país.

Durante la presentación de estos materiales, niñas indígenas de Tacurú, Michoacán, dijeron utilizar diariamente la computadora de su escuela para elaborar recetas o encontrar nombres y palabras de cosas en purépecha.

Las niñas comentaron que los programas les gustan porque aprenden más de su lengua y porque tienen más contacto con las computadoras.

Una niña de la comunidad de Temoaya, en el estado de México, refirió que le gusta el programa “Gusanito en otomí”, porque le ayuda a reforzar el lenguaje aprendido en casa, así como añadir nuevas palabras a su léxico.

La Jornada 12 jul 2014